AÑO 1646: MAGDALENA, LA BRUJA DE MONFORTE DE LEMOS

“- Y negó todo lo demás: y habiéndola ligado en la silla y puesto la mancuerda y amonestada dijese la verdad, (¡60 años! ) respondió que no tenía más que decir, sino que tuviesen misericordia de ella, y se le mandó dar la primera vuelta (…)”
 
Comienzo este nuevo año con una curiosa historia, el proceso contra Magdalena das Pereiras, campesina de la localidad gallega de Monforte de Lemos que fue juzgada en 1646 por el Tribunal  de la Santa Inquisición. 
Bruja1
Bruja2
Magdalena no solo administraba diferentes remedios, sino que además hacía de casamentera, encontraba objetos perdidos -era conocida como la Vedoreira (vidente) de Canide-,  y también  curaba “a distancia” pidiendo un trozo de prenda de la persona enferma, y haciendo cruces en ella pidiendo que luego se la volviera a colocar.
Bruja3
En aquella época la línea entre curandera y bruja era sutil, y tan subjetiva que cualquier interpretación equivocada conducía a hombres y mujeres a la hoguera. Suerte tuvo nuestra Magdalena, que únicamente fue condenada a doscientos azotes y desterrada durante seis años de su Monforte natal; también se le prohibió durante ese tiempo acercarse a Santiago y a Madrid.

Hemos oído hablar desde pequeños de lo que fue la Inquisición y de sus prácticas; hemos visto series y películas acerca de este tribunal (que funcionaba muchas veces en connivencia con los propios aldeanos). ¡Qué lejos estamos de aquellos días, pero qué cerca también!. Aquel acusador dedo índice sigue usándose, aunque ahora lo hace pulsando las teclas de un ordenador desde el que se opina, se juzga, y por supuesto, se lincha. Será que en el fondo todos somos un poco inquisidores.

Inquisidores… pero hechiceros, al mismo tiempo: la tecnología nos permite prácticas que no parecen diferir mucho de las que realizaba Magdalena. Y también, como entonces, la frontera entre lo real y lo sobrenatural se desdibuja.  Porque al fin y al cabo, sentarse ante una pantalla, comunicarse con medio planeta, ver una calle de Buenos Aires en tiempo real, u  operar a un enfermo desde la distancia… ¿No parece esto cosa de brujas?

 

El proceso a Magdalena y muchos otros,  igual de apasionantes  (algunos con desgraciados finales) aparecen en libro  “Brujos y astrólogos de la Inquisición de Galicia y el famoso libro de San Cipriano”, escrito por Bernardo Barreiro de Vazquez Varela en el año 1885, y puedes consultarlo en la Biblioteca Digital Hispánica.
Anuncios

Un comentario en “AÑO 1646: MAGDALENA, LA BRUJA DE MONFORTE DE LEMOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s