Año 1554: Gemelos siameses, unos monstruos muy rentables.

siameses imagen.jpg

“En la villa de Medina del Campo (…) en el año mil quinientos cincuenta y cuatro nació un monstruo que eran dos niños varones, que estaban conjuntos y pegados el uno con el otro por los costados (…)”

Siameses1.PNG

Recojo en esta ocasión un tema que siempre ha suscitado mucho interés, como es el de los gemelos siameses. Afortunadamente los adelantos de la ciencia han logrado  separar a muchos de ellos y darles unicidad y vida propia. Sin embargo en otras épocas no lo tuvieron fácil: la acepción que se tenía era la de auténticos monstruos, destinados (si sobrevivían) a ser expuestos en ferias y usados como mercancía .

Dos casos (aunque hay muchos más) he rescatado del libro “Historias Prodigiosas y Maravillosas de diversos sucesos acaecidos en el mundo”, precursor de libros como “El libro de los record Guinnes” o similares. Un compendio curioso e interesantísimo no sólo por las historias que se cuentan, sino por cómo las narran, pues nos permite acercarnos al pensar de las gentes de aquellas épocas.

Y la mentalidad de aquellos años respecto a los siameses era bien clara: entraban directamente en el elenco de criaturas monstruosas. ¿Qué podían hacer los padres ante esa desgracia? Pues intentar sacar algo de provecho. Y según lo leído, tan buena fuente de recursos era, que en el caso de los niños de Medina del Campo, aún naciendo muertos los padres lo tomaron como un alivio a su pobreza, dispuestos a llevarlos de pueblo en pueblo y mostrarlos previo pago. Si no lograron su objetivo fue porque se los robaron. De todos modos y como narra la crónica “aquel día les valieron más de lo que en muchos hubieran podido ganar por sus jornales, porque los que los iban a ver, movidos de compasión de ver a la madre que estaba en el suelo echada sobre un jergón (…) le hazia limosna”.

Siameses3.PNG     Siameses4.PNG

El otro caso encontrado tuvo lugar en Verona,  en Italia, en el año 1475, y esta vez fueron dos niñas pegadas por la espalda. También fueron mostradas “por diversas partes de Italia” y por lo que se puede leer, fueron un buen negocio para sus padres.

Siameses5.PNG

Por suerte hoy no existe la percepción de los siameses como criaturas monstruosas ni están ya abocadas a  destinos crueles. Lo que no ha cambiado sin embargo es el asombro que producen, tanto sus nacimientos como el día a día de aquellos que la medicina no puede separar. La curiosidad que generan los siameses sigue intacta, y si bien ya no se exhiben en ferias, sí que aparecen en programas televisivos, conceden entrevistas e incluso hay casos, como el de las gemelas Hensel, cuyas vidas han dado la vuelta al mundo no como feriantes pero sí con su propio reality “Abby&Brittany“.

Tan lejos de aquellos siglos, pero como siempre, tan cerca a la vez.

(*) El libro “Historias Prodigiosas y Maravillosas de diversos sucesos acaecidos en el mundo (…)” está en la Biblioteca Nacional. Si quieres saber más sobre él, puedes pinchar aquí

 

Anuncios

6 comentarios en “Año 1554: Gemelos siameses, unos monstruos muy rentables.

  1. buff¡ qué tema tan tremendo¡ inimaginable tener unas personitas unidas y aún peor pensar en que en otros tiempos fueran moneda de cambio.
    Qué cosas encuentras Lelés, me sorprendes cada día¡
    Gracias por compartir¡
    Besazo¡

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s